.

.

sábado, 28 de mayo de 2016

Gavà 3 - 2 Marino



La estrategia a pelota parada, un testarazo de Plà a centro milimetrado de David Jiménez, ha dado el pase a la siguiente ronda a un Gavà atascado en la red del Marino. Entre emoción, nervios, errores, y sufrimiento; contamos más goles que situaciones de peligro. No ha sido un partido bonito, ha sido un partido de play-off.

Foto: Álex Gallardo | FCF

Pons repetía el esquema que ha dado resultado en toda la segunda vuelta, pero que no funcionó en Luanco. Con Jaime fuera por lesión, el puesto de central zurdo fue esta vez para Plà, bajando Niko Kata al pivote con Iu, siendo la novedad en el once Forti, quién ejerció de mediapunta con mucho recorrido. En el Marino regresaba Omar Sampedro, pero el sacrificado no era Riky como esperábamos sino Espolita, retrasando Blas García a Geni al doble pivote con Suárez.

Y todo lo que habíamos dicho durante la semana, o se presumía en la previa saltó por los aires a los 7 minutos de partido. No había pasado prácticamente nada sobre el terreno de juego cuando una falta de entendimiento entre los centrales dejaba a Pablo Hernández la pelota dentro del área pequeña para que batiera con suficiencia a Eric Alcaraz. Tremendo varapalo el 0-1 cuando habías preparado un partido basándote precisamente en no recibir goles.

El Marino, bien plantado sobre el terreno de juego, quiso repetir el partido de ida, sólo que en esta ocasión la salida tras robo era mucho más torpe y lenta. Pese a ello, sólo David llegó a tirar a puerta en el 14', al bajar un balón en el segundo palo que no pudo impactar con potencia. A un Gavà tocado lo rescató Boris. Balonazo largo que lucha Raillo por arriba, y Boris se lleva el balón forzando el penalti de Samuel. Aunque no lo pareció en el campo, Moreno Navarro no dudó en señalar los 11 metros. Cazorla, decidido, agarró el balón y engañó a Davo para poner la igualdad absoluta, en el partido y en la eliminatoria (1-1, 27').

Cazorla caminando hacia el 1-1. Foto: Álex Gallardo | FCF

Esta vez quién quedó tocado fue el Marino, que vio como un Gavà crecido iba a por el segundo. Los asturianos no querían el balón, pero aunque fuera durante un cuarto de hora por fin los azulgranas tuvieron la paciencia necesaria para moverlo con fluidez y buscar la opción más acertada, aunque las opciones se repartieron entre los dos equipos, Omar Sampedro finalizó una triangulación de toda la delantera con un chut que Eric Alcaraz adivinó (32'), y Forti hizo trabajar los puños de Davo (38'). Las sensaciones al descanso eran de igualdad, pero también las de un Gavà que se había levantado revitalizado tras el golpe inicial.

La verticalidad del comienzo de la segunda parte ha sonreido al Gavà. Había advertido Boris en el 48' con un chut demasiado cruzado que Davo ha despejado, y Pablo Hernández ha puesto a prueba a taquicárdicos en el 49' con un remate de cabeza rozando el palo; pero ha sido Raillo, el más clarividente del ataque, quién ha desnivelado el marcador. Tras un saque de banda con un par de rebotes, Niko prolongaba para un Raillo que recibía de espaldas a puerta encimado por un rival, y desde el suelo, lograba darse la vuelta y enviar el balón al fondo de la red (2-1). 

Raillo se las apañó para enviar este balón a la red. Foto: Álex Gallardo | FCF

También a pelota parada se cortaría la alegría de cuajo. Falta que Boris (el visitante) peina hacia atrás, primer remate de Omar Sampedro que despeja Eric Alcaraz con exhibición de reflejos, y la pelota suelta que la engancha Dani López enviándola a la escuadra (2-2). Jarro de agua fría sólo dos minutos después del estallido de alegría que había supuesto el gol de Raillo.

Pons no lo veía claro. Foto: Álex Gallardo | FCF

Y aquí se encasquillaría el partido. Al Marino le valía el resultado, y pese a que físicamente no parecía gran cosa, siempre estaban bien colocados, casi con un sexto sentido para intuir cómo iba a transcurrir la jugada. Pons lo intentó revirtiendo al 4-4-2 con un extremo abierto, y Forti cayendo a banda, pero el "instrumento" seguía sin sonar. Para el espectador que no haya visto al Gavà esta temporada, el partido estaba abocado al empate, pero quién haya seguido al equipo sabe que este era el típico encuentro que el Gavà acaba solucionando en las postrimerías en una jugada aislada. Y así fue.


Una falta en paralelo a la Bòbila que preside el campo la ponía David justo a la cabeza de Plà, que cruzaba el balón lejos del alcance de Davo haciendo estallar La Bòbila (3-2), y descubriéndonos la faceta "Usaín Bolt" de Niko Kata, que ya sustituido cruzó todo el campo en un abrir y cerrar de ojos para fundirse en un abrazo liberador para todo el equipo.

La piña tras el gol de Plà. Foto: Álex Gallardo | FCF

La expulsión de Pons al protestar una falta en la zona de banquillos no afectó al juego del equipo, que no exento de (muchos) nervios supo resolver las embestidas del Marino, con mucho corazón pero poca cabeza. Sólo Geni de inofensiva chilena, y Góngora, con un tiro desde el vértice derecho del ataque, llegaron a probar fortuna antes de que Moreno Navarro decretara el camino a vestuarios.

El equipo celebró la clasificación con los Supporters. Foto: Álex Gallardo | FCF

Gavà: Eric Alcaraz, Cazorla, Eric Pujol, Plà, Roger, Iu (Joel 64'), Niko Kata (Dani Iglesias 69'), David Jiménez, Raillo, Boris, Forti (Marco 86').

Marino: Davo, Pablo Suárez, Samu (Álvaro 86'), Boris, Guaya, Geni, Suárez (Espolita 75'), Riki (Góngora 83'), Pablo Hernández, Dani López, Omar Sampedro.

Goles: 0-1 Pablo Hernández (7'), 1-1 Cazorla -p- (27'), 2-1 Raillo (51'), 2-2 Dani López (53'), 3-2 Plà (81').

Árbitro: Moreno Navarro. Amarillas: Cazorla (22'), Niko Kata (82') // Geni (7'), Samuel (26'), Suárez (74'), Omar Sampedro (87'). Roja: Juanma Pons -entr- (84')

Acostumbran a ser estos partidos tardes de reencuentro con antiguos socios "perdidos" -que los hubo-, pero en esta ocasión fue sobretodo un dia de debuts. Niños del Sporting Gavà y Gavà Mar (también de la EF Gavà), poblaron las gradas con sus padres, las invitaciones pasaban de mano en mano en la puerta antes del partido, y en el lateral la puerta cada vez se abre más grande para recibir invitados gratis, que sí, que se dejaron la garganta una vez más. Si el objetivo era poblar la Bòbila de gente, se logró. Si era hacer caja, los socios al menos sí pasamos por ella.

Foto: Álex Gallardo | FCF


Gran aspecto de la grada de La Bòbila. Foto: Álex Gallardo | FCF

Los supporters animaron sin parar. Foto: Álex Gallardo | FCF

También hubo palco Vip, algo más moderado. Foto: Álex Gallardo | FCF
Está por ver si el lunes por la tarde, o el martes por la mañana (cosas de la RFEF), conoceremos el rival en la segunda eliminatoria del play-off de ascenso, que comenzará el próximo fin de semana. Esto no para!